La que se avecina: el inodoro conectado

¿Cuándo fue la última vez que fuiste al baño sin tu teléfono móvil? Tal vez te cueste contestar a esta pregunta. Y es que cada vez nos gusta pasar más tiempo conectados, en todas partes y en todo momento. Y conectarlo todo. 

móvil baño

Un sigiloso ejército denominado el internet de las cosas (IoT) ha invadido nuestras vidas, y lo ha hecho con la intención de quedarse.

Su objetivo es conectar nuestros dispositivos más modernos a internet (y los no tan modernos!) para poder así controlar los dispositivos desde el móvil, recibir alertas y notificaciones, conocer estadísticas, etc

Desde el frigorífico hasta la aspiradora, pasando por nosotros mismos, a través de nuestras pulseras de actividad. No en vano se espera que para 2025, habrá más de 21 mil millones de dispositivos IoT conectados, y algunos creen que el número podría ser aún mayor. 

Lo abarca casi todo. Aunque cada vez debemos replantearnos más ese casi. Si creíamos que algún dispositivo podía quedar fuera de tal revolución, nos equivocábamos.

Las últimas noticias indican que hasta nuestro aliado más íntimo, el inodoro, ha sucumbido a la contienda. Parecía algo casi inevitable.

Lo ha hecho, por supuesto, en su modalidad de inodoro inteligente o también conocido como wc japonés. Algunos son los modelos que se han animado ya a incorporar de serie el elemento que los conecta al mundo y que los hace aún más inteligentes: la conexión Wifi.

Dicha conectividad se traduce, de inicio, en que a través de nuestro móvil podemos controlar todas las funciones que nos ofrecen este tipo de wc inteligentes. Pero no solo podremos accionar y regular el chorro de agua, activar su modo de autolimpieza, etc. Sino que también podremos configurar las opciones de preferencias de nuestro wc japonés para poder personalizarlo a nuestro antojo.

Es el caso de uno de los modelos más populares y asequibles, el Whale Spout de Xiaomi, que te ofrecemos en nuestra web y que analizamos en detalle en la siguiente review

De esta forma podremos por ejemplo, configurar un perfil con una temperatura determinada del asiento, una secuencia de lavado concreta, o programar la temperatura y potencia ideal del agua que se adapte a nuestro gusto, así como otros aspectos ya no tan esenciales como el color de la luz de nuestro inodoro. 

El hecho de que el inodoro esté conectado permite ir un paso más allá y que se comunique con otros dispositivos. Es el caso de algunos wearables como las pulseras, a través de los cuales el inodoro será capaz de reconocernos al sentarnos y aplicar automáticamente nuestra configuración favorita. Podemos incluso detectar con el móvil desde nuestro sofá si hay alguien sentado en el baño.

Además, para los usuarios más exigentes, curiosos y deseosos por auditar sus visitas al baño, a través de las apps móviles asociadas tendrán la posibilidad de conocer reportes y estadísticas de uso del wc japonés.

Si pensáis que con todo esto ya tenéis más que suficiente, y que hasta cierto punto resulta abrumador, esperad a conocer más. Hace apenas un año en una feria de tecnología e innovación americana una compañía llamada Kohler presentó su último modelo de wc inteligente, que además de incorporar wifi, integra un asistente virtual por voz.

Con lo que ya no sólo podrás activar todas las funciones del wc inteligente con comandos de voz, sino que al incorporar un asistente como Alexa o Siri, podrás llegar a conversar con tu inodoro, ordenarle que reproduzca tu playlist favorita, consultar el tiempo o el tráfico, o hacerle preguntas absurdas a Google. Ni los que padecen problemas de estreñimiento tendrán tiempo para aburrirse a partir de ahora!  Y es que la revolución de los comandos de voz está a la vuelta de la esquina.

Aunque no todo podía ser perfecto. Como cualquier otro dispositivo conectado, nuestro wc japonés también pasará a ser vulnerable y correrá el riesgo de ser hackeado. Tal vez no sea ciencia ficción el hecho de que algún día, en un futuro no muy lejano, acabemos sentándonos en el baño con cierta incertidumbre y recelo de lo que pueda ocurrirle a nuestras posaderas. Llegado ese momento, siempre podremos tirar del cable.

Mi Inodoro Japonés
El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0